jueves, 19 de junio de 2014

¿QUÉ ESQUIMOTAJE ELEGIR?

El esquimotaje es una técnica de autorrescate que todo kayakista debería dominar; ésta te dará la seguridad necesaria para poder avanzar en este deporte que tanto nos gusta: navegar en condiciones más duras, surfear olas, hacer pasos más complicados, rock hopping...

Pero... ¿qué esquimotaje elegir? aquel que nos permita volver a la posición inicial de una forma segura, fluida, práctica y personal.

Segura: deberemos elegir aquel tipo de esquimotaje con el que más cómodos nos encontremos asegurándonos el 100 % de eficacia.
Fluida: no se trata de fuerza, sino de realizar los movimientos de una forma coordinada y suave.
Práctica: Lo ideal sería dominar más de un tipo de esquimo para utilizar aquel que mejor nos vaya en función de la situación.
Personal: hacer del  esquimo tu propio esquimo; una cosa es la técnica, y otra el estilo y matices que le demos.

Algunos ejemplos...

Con un simple apoyo sobre la pértiga de la pala sobre el agua y una coordinación conjunta con el golpe de rodilla y cadera...




Después de haber practicado a lo largo de mi trayectoria como kayakista diversos esquimotajes...empecé con el italiano... continué con el alemán...y ahora utilizo el alemán con retropalada.
Consiste en en un esquimotaje alemán en el que sacamos antes la cuchara del agua, y al mismo tiempo que hacemos una retropalada, nos incorporamos y echamos el cuerpo hacia adelante; ésto nos permitirá terminar en una posición estable, más equilibrada y de ataque, sobre todo si las condiciones de la mar no son buenas ( oleaje y viento ).





El sculling.... para hacer un esquimo, no hace falta hacer movimientos bruscos...tenemos que buscar un buen apoyo en el agua a través de giros de muñeca,  acariciarla con suavidad, sentirnos comodos... y con una pequeña retropalada y golpe de cadera incorporamos a la posición inicial, preferiblemente con el cuerpo hacia adelante.




AHORA SE TRATA DE PRACTICAR...Y PRACTICAR...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada